FUTUREAMOS

Las industrias de las futuras startups

Las futuras startups representan un universo de posibilidades, tantas como seamos capaces de imaginar.

Hay sectores con mayor o menor riesgo que otros a la hora de invertir y nos hemos acostumbrado a ver muchas nuevas startups, pero en sectores ya conocidos en los que solo se añaden pequeñas propuestas, interesantes, pero a fin de cuentas en áreas ya conocidas.

Llegarán a nosotros nuevas formas de empleo en sectores en pleno desarrollo, especialmente en el ámbito tecnológico.

De esta manera, estos nuevos empleos – como pueden ser:

  • «entrenadores de avatares de videojuegos».
  • «jardineros de Minecraft».

Empleos que podrán consolidar una nueva economía de frente al 2050.

Lo que hoy proponemos en Futureamos, es que juntos nos aventuremos a predecir el futuro. No, no tenemos el don de la clarividencia, pero podemos analizar el presente para intentar hacernos una idea sobre lo que formará parte de nuestras vidas dentro de algunos para nada lejanos años.

Las Fintech y las criptomonedas

Comenzaremos por hablar de las fintechs, pero no en el sentido tradicional porque ya no son nada novedosas. Hablaremos de ellas en cuanto a sus funcionalidades asociadas a criptomonedas, pues sabemos que las divisas del futuro serán casi enteramente digitales por sus múltiples beneficios y su debatible virtud de estar exentas de toda regulación estatal.

Hoy en día, las fintechs operan, en su mayoría, transacciones más bien tradicionales, como ahorros, transferencias y manejos de cuentas con monedas convencionales, y solo algunas propuestas como BNEXT comienzan a implementar opciones para facilitar la compraventa de criptodivisas.

La industria financiera futura girará en torno a las monedas digitales, y siendo lo digital la especialidad de las fintechs, seguramente se dedicarán a abrir espacios de oportunidad para que cada vez más personas sean capaces de invertir y manejar estas monedas. Por lo pronto ya hay empresas como NordVPN o Microsoft que están aceptando esta novedosa forma de pago, pero las fintechs entrarán a la hora de administrar y comercializar tales monedas.

Igual de interesantes que las startups financieras serán las startups especializadas en ciberseguridad. Dado que nuestra vida transcurre en buena parte en la internet, es necesario que nuestra experiencia en ella sea segura, pues tenemos tantísima información almacenada en la red que prácticamente se puede saber todo de nosotros. Startups como CrowdStrike se han enfocado en desarrollar soluciones en ciberseguridad, pero la mayoría de estos productos son ofrecidos a sectores específicos y aun no han logrado la masificación de su comercialización.

En el futuro, la vida se digitalizará a niveles sin precedentes, incluso, el uso que actualmente le damos a la web es minúsculo en comparación con el que le daremos próximamente. La industria de la ciberseguridad será una industria que crecerá exponencialmente, siendo un área de oportunidad invaluable para muchas startups que buscarán, por fin, llevar opciones de seguridad a cualquier individuo y a tarifas accesibles.

Pero no todas las propuestas a futuro intervienen en el mundo digital, también hay propuestas que, a pesar de tener bases digitales, tienen efectos en el mundo material, específicamente en la atención médica de las personas de las sociedades futuristas. El ejemplo más claro es Ablacon, una startup que pretende hacer uso de la inteligencia artificial (IA) para desarrollar mejores marcapasos que regulen las arritmias cardiacas de los pacientes. Hoy y siempre habrá personas necesitadas de atención médica, pero lo que no siempre puede continuar igual es la forma en que se alivian sus dolencias; se deben hallar formas más eficaces de garantizar la recuperación del paciente y, justamente en esto entran las startups, con propuestas que llevarán a la industria sanitaria a desarrollar mejores tratamientos.

El futuro de la salud requiere de ideas innovadoras, cosa que las startups sin duda pueden aportar

La siguiente no es una industria en específico, pero es una característica del enfoque que tendrán algunas de ellas. La autonomía es un concepto que planea ser implementado en nuestros días futuros; vehículos autónomos, casas autónomas, dispositivos autónomos, entre otros, serán los objetos que cambiarán la forma en que interactuamos con sus versiones tradicionales. La autonomía, según sus promotores, hará que nuestra vida fluya con menos interrupciones, logrando que logremos maximizar el rendimiento de nuestras actividades.

Ya hay startups como Aurora Innovation que trabajan en esto, pues la industria de las cosas autónomas no hará otra cosa más que crecer.

Algunos proyectos ya existen, pero en etapas tempranas de experimentación o para consumidores muy específicos; las startups vendrán a facilitar el acceso a estás tecnologías y por supuesto a mejorarlas para implementar características muy poderosas. Como se sabe, el mundo del futuro se enfocará en lo digital y si ahora hay seguridad, habrá ciberseguridad; si hay tratamientos convencionales, habrá tratamientos basados en IA; y si hay circulación de divisas, habrá circulación de criptodivisas. Las industrias de las startups del futuro serán aquellas del presente pero en su versión digital, o sea, las startups se encargarán de digitalizar el mundo material en el que hoy vivimos.

Sigue leyendo «Las startups que México está creando». ¡Deja tus comentarios sobre el tema!

RECOMENDAMOS

¡Suscríbete!

a nuestro newsletter

¡No te pierdas de nada! Suscríbete y recibirás lo último de Futureamos directamente en tu correo.