FUTUREAMOS

Impacto Social y Sostenibilidad; el futuro de las startups en Latinoamérica

Durante el curso de emprendimiento de sostenibilidad en América Latina, la EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey planteó la relevancia del concepto del emprendimiento sostenible, así como el impacto positivo que este tipo de startups tienen en todo el mundo.

La emergencia sanitaria y, en consecuencia, los cambios en la vida de las personas contribuyeron a que estas emprendieran nuevos negocios dirigidos a atender necesidades a corto plazo; las plataformas de comercio electrónico, entregas a domicilio o alguna pequeña empresa enfocada en servicios sanitarios o de salud han sido las más ofertadas y demandadas, sin embargo, existe una tendencia que invita a crear otro tipo de negocios con un enfoque más sustentable e impacto social.

¿De qué va todo esto?

En primer lugar, según la definición que ofrecen Schaltegger y Wagner el emprendimiento sostenible es “…la realización de innovaciones dirigidas al mercado masivo y que proporcionan beneficios a la mayor parte de la sociedad”; económicos, sociales, culturales y ambientales, sin poner en riesgo los insumos para la satisfacción de la necesidades de generaciones futuras.

Por otra parte, el emprendimiento social se traduce en lograr afianzar organizaciones que ayuden a resolver los problemas sociales económicos, sociales o ambientales del mercado, sin generar nuevos.

En el contexto actual, ambos conceptos se entretejen creando startups sustentables que contribuyen a resolver los problemas sociales y medioambientales en el mundo, especialmente en los países emergentes y en desarrollo como los de América Latina.

En este sentido, “Y Combinator”, un acelerador de startups de tecnología estadounidense, dio a conocer que el 11% de las startups tienen su origen en esta región, dichas empresas se distribuyen de la siguiente forma: Colombia 27%, México 23%, Brasil 19%, Argentina 11%, Chile 8%, Panamá 8%, Perú 4%.

Sin embargo, Startup Blink, el centro de investigación y mapa de ecosistemas de empresas emergentes, informó en “The Global Startup Ecosystem Index Report 2021” que ningún país de la región o el Caribe entró en en el top 20 mundial del Ranking the Startup Ecosystems of 1,000 cities and 100 countries. En este sentido expuso que Brasil cayó cuatro posiciones hasta el puesto 24, seguido por Chile, que descendió dos hasta el puesto 36 a nivel mundial.

A pesar de esto, señalaron que se han visto resultados positivos en el impulso de startups en 4 de los 13 países latinoamericanos que figuran en el top 100 mundial.

Los sectores a los que se enfocan son diversos, pero el objetivo es el mismo; colocar las necesidades del cliente al centro de la ecuación, conjugándolas con la sostenibilidad, como es el caso de NotCo, una startup chilena que basa su modelo de negocio en productos que reducen los gases de efecto invernadero (GEI), derivados, por ejemplo, del consumo de carne, entre otros atributos.

El camino hacia la sostenibilidad

Instacrops, una startup dedicada a entregar información en línea para que los agricultores aumenten el rendimiento de sus cultivos midiendo el clima, suelo, sistema de riego y otros parámetros de las plantas mediante una simple aplicación.

Hasta octubre de 2021, Instacrops acumulaba más de 700 instalaciones en 8 países de América Latina y cerca de 1.800 usuarios activos en más de 20 tipos de cultivos de alto valor.
Este es solo un ejemplo de cómo el color verde pinta cada vez más al mundo del emprendimiento.

Y tú… ¿Qué opinas sobre el impacto social y la sostenibilidad en las empresas emergentes? Deja tus comentarios, ¡queremos leerte! Y descubre las startups que México está creando.

RECOMENDAMOS

¡Suscríbete!

a nuestro newsletter

¡No te pierdas de nada! Suscríbete y recibirás lo último de Futureamos directamente en tu correo.