FUTUREAMOS

Las nuevas vacunas: el futuro de la medicina

La medicina ha tenido avances significativos que van desde el desarrollo y la aplicación de las primeras vacunas y el uso de los antibióticos, hasta el descubrimiento de la estructura del ADN.

Pero a pesar de la magnitud de estos sucesos, la ciencia médica sigue progresando.

Este progreso se pudo observar, en mayor medida, a partir de la pandemia; con la realización de las pruebas PCR y los tests de antígenos, los cuales no solo determinan si una persona es portadora del virus SARS-CoV-2, ahora incluso pueden indicar si tiene una cantidad suficiente de virus en el organismo para contagiar a otras personas.

Pero esto no se queda ahí, a pesar de que solo han pasado dos años desde que se comenzaron a diseñar vacunas para combatir un virus que, en su momento, fue completamente desconocido, actualmente, de acuerdo con datos de la OMS; el número de candidatos vacunales en desarrollo clínico es de 170 en 69 naciones, además de 194 en desarrollo preclínico.

Sin tomar en cuenta que solo diez vacunas han sido aprobadas para uso de emergencia contra la covid-19 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a las que se suman una veintena de fórmulas autorizadas localmente en varios países.

Avances innovadores en la industria farmacéutica

Pero para la red científica no bastó el solo hecho de crear las vacunas, por ello decidieron llevar la innovación al siguiente nivel y en noviembre del 2021 las farmacéuticas Oramed y Genomma Lab anunciaron un acuerdo para la producción y comercialización en América Latina de Oravax; su vacuna oral contra la Covid-19, que entonces se encontraba en la primera fase de ensayos clínicos en Sudáfrica.

Durante el lanzamiento del proyecto, las farmacéuticas explicaron que la vacuna, por su estructura de tres proteínas, podría brindar una mejor protección frente a las variantes, pero con menos efectos secundarios.

Según la presentación de los directivos, el principal objetivo del desarrollo de esta opción era brindar mayor accesibilidad a las diferentes comunidades de México y, posteriormente, del mundo. Por su parte, Oramed, esperaba que esta vacuna oral funcionara también como dosis de refuerzo para personas ya inoculadas.

Otra de las ventajas de la vacuna oral, de acuerdo con Rodrigo Herrera, director de Genomma Lab, sería la facilidad con la que se podría transportar a diferentes partes de la tierra, puesto que no requeriría de una cadena de refrigeración. Sumado a esto, se destacó la vía de administración, que no requeriría de la asistencia de un profesional como en el caso de la inyección, tan solo una taza de agua.

Inteligencia Artificial: el capital humano del futuro

Pero no solo Genomma Lab está dejando de lado la labor humana en la administración de las vacunas en busca de mayor practicidad. Recientemente Walgreens Boots Alliance comenzó a abrir farmacias automatizadas y centralizadas para mantenerse al día en la industria farmacéutica ya que la pandemia intensificó la necesidad de estos centros de mantener su vigencia frente a las farmacias en línea que desviaron las ventas.

En otras palabras, farmacias atendidas por robots. Esto sucedió, también, a raíz del aumento en la demanda de farmacéuticos, ya que hospitales y farmacias los contrataron para administrar vacunas y pruebas de covid.

Así, con el objetivo de hacer de la atención médica el “motor de crecimiento” de la compañía, Walgreens Boots adquirió la participación mayoritaria de VillageMD , una empresa de tecnología de automatización de farmacias y atención médica que está ayudando a construir los centros centralizados.

Con esto, se prevé que para 2025, hasta la mitad del volumen de recetas de las tiendas de Walgreens podría surtirse en los centros automatizados. lo que, según ejecutivos de la empresa, liberará más tiempo de los farmacéuticos para brindar atención médica. La innovación que ha enfrentado el sector salud, en particular en los últimos dos años, tocó varios ejes, entre los que destacan; la eficacia, la comodidad y la practicidad; conceptos claves a los que la OMS ha decidido sumar la sustentabilidad.

¿Cómo contribuye a beneficio del planeta?

De acuerdo con el propio director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom, el sector de la salud contribuye al cambio climático con alrededor del 5% de las emisiones globales de carbono. Por lo que la organización ha planteado la construcción de sistemas de salud más resistentes al clima y amigables con el clima.

Así como el objetivo de que esta industria sea carbono neutral para 2030. Sin embargo, el tema de la innovación para la salud tampoco termina aquí; la medicina, actualmente, tiene a su alcance herramientas como la impresión en 3D para replicar órganos funcionales, así como el desarrollo chips y aplicaciones que facilitan la detección e impulsan la prevención de ciertas enfermedades, todo con un mismo fin: facilitar el tratamiento de las enfermedades y curarlas para dar a la población una mayor calidad de vida.

¿Imaginas cómo será la venta de medicamento en los próximos años? o ¿Qué enfermedades serán combatidas por nuevas vacunas? Encuentra la respuesta en este capítulo con Jorge Brake, CEO de Genomma Lab

RECOMENDAMOS

¡Suscríbete!

a nuestro newsletter

¡No te pierdas de nada! Suscríbete y recibirás lo último de Futureamos directamente en tu correo.